Por qué el tiempo es relativo pero no tu belleza.

CÓDIGO DE BARRAS. INFORMACIÓN.

13.11.2013 10:44

inforMACIÓN CODIGO DE BARRAS

 

¡CUANDO NOS PONEMOS EL RELLENO!

El relleno debe instalarse una vez que la paciente ha dejado cualquier medicación anticoagulante como aspirinas, heparina, etc... Por otra parte, la sesión debe estar siempre lejos de posibles reuniones de trabajo o reuniones importantes en que la paciente deba asistir de manera impecable, debido a inflamaciones, hematomas, asimetrías…. Es mejor que el día elegido tampoco coincida con la regla; a pesar de que no tenga influencia en el resultado, si puede aumentar el dolor o disconfor de la sesión.

Cualquier tipo de enfermedad sobrevenida alrededor de la sesión, por ejemplo, un herpes simple en los labios, fiebre, náuseas, o cualquier otro tipo de sintomatología asimilable a una enfermedad de fondo, contraindica la sesión. El miedo excesivo, la indecisión, el no estar seguro de que es lo que se quiere también contraindica la sesión.

La persona que viene a realizar un implante tiene que estar completamente decidida, sabiendo a lo que viene; sabiendo que habrá un cambio en su fisonomía, lógicamente a mejor, y estar dispuesta a asumir los riesgos que conllevan la inyección de productos en la cara, que de ser graves, podrían requerir cirugía o tomar medicación concomitante.

 

CONSIDERACIONES SOBRE ESTE TIPO DE ARRUGAS:

Las arrugas que se forman en el labio en forma de rayos de sol, de fumador o código de barras, están formadas por dos acciones: en primer lugar el acto de fruncir los labios y en segundo por la frecuencia en que se realiza el acto. Serían, en gran parte, arrugas de expresión parecidas a  las que tenemos en la frente. Por lo tanto, hay dos niveles de abordaje: el primer nivel sería evitar la fuerza del fruncimiento evitando la movilización en acordeón del labio mediante toxina botulínica; y en segundo lugar, atacar a la arruga en sí inyectando en su base un relleno que suba la piel a plano haciendo desaparecer la arruga.

Se puede actuar solo sobre la arruga sin realizar el tratamiento del movimiento, pero se verá cuando la paciente se exprese y marque, ya que no actuamos sobre ese movimiento.

Que podemos esperar de la sesión? Pues un relleno de la arruga con atenuación cuasi completa de la misma cuándo la paciente este en neutro, es decir, con el labio relajado; y una diminución de la profundidad cuando la paciente “marque” la arruga cuando se exprese.

Las arrugas que están muy profundas es posible que no desaparezcan aunque mejoren; es por ello, que en cuanto aparezca una arruga, es mejor que vaya a su médico estético para evaluar y tratar. Cuando hay un cambio en la superficie de la piel  se verá, por mucho que su médico le haya puesto a plano el fondo de la arruga. Hay un truquito que consiste en estirar la piel del todo con los dedos, si seguimos viendo la arruga con la piel estirada es que ya ha habido cambios de superficie y seguirá viéndose. La solución estaría en tratar esa superficie con un peeling con ácidos potentes o con láser para hacer que se reviertan esos cambios.

 

RELLENO DE ELECCIÓN:

Con preferencia los que podemos aplicar en varias capas, y muchas veces serán diferentes según la capa que abordemos. En muchas ocasiones un solo tipo no nos cubre las necesidades y tenemos que utilizar de dos o tres tipos aunque su composición sea la misma.

El relleno estrella es evidentemente el ácido hialurónico. Lo podemos poner de una densidad alta en capas profundas y de una densidad baja en capas superficiales. Los hialurónicos de baja densidad son más fluidos y se adaptan mejor, por contra, al ser menos densos son mas maleables y soportan peor las deformidades ejercidas desde fuera.

Hay infinidad de posibilidades: se podría considerar ponerlo en forma de malla en la profundidad para evitar el fruncido excesivo si no utilizamos toxina; y relleno de aplicación de baja densidad en arruga por arruga…

El tipo de tratamiento la debe decidir el especialista que según el caso decidirá la técnica a tratar.

Esto significa algo muy importante: el precio. No es lo mismo hacer un tratamiento de mallaje bien hecho con hialurónicos de alta densidad y después hacer arrugas con baja densidad, que sencillamente coger un hialurónico de baja densidad que es más barato e ir directamente a la arruga. O hacer primero toxina y luego arrugas…

Cuidadito con las ofertas porque las carga el diablo y hacer un tratamiento bien hecho no es barato. Desconfíe de precios muy baratos porque con toda seguridad usted esté pagando exactamente por lo que le están haciendo, con un hialurónico de baja densidad y muy barato que le durara unos 2 o 3 meses.

 

NÚMERO DE SESIONES:

En general, se necesitan dos sesiones ya que no se debe hipercorregir. Es peligroso pretender calcular el grado de bajada que tendrá el producto en una arruga concreta y dejar al finalizar la sesión, la zona excesivamente rellenada. Es mejor realizar el número de sesiones que se requieran para que el resultado final sea lo más natural posible. Recuerden que esto es estética; nos movemos en un campo de la medicina en que no hay sistematización, cada persona requiere individualizar su tratamiento en función no solo de sus expectativas, sino también de su entorno.

No es lo mismo realizar un pómulo a una persona de la calle en que vamos a ir encaminados a ser muy naturales, que una artista o bailarina cuyas facciones deben ser finamente resaltadas.

 

EFECTOS SECUNDARIOS:

Ø  Por el pinchazo: Por el pinchazo se produce cierto grado de “dolor” al atravesar la piel, “inflamación” por el paso de la aguja y posible “hematoma” si cogemos un vasito pequeño, o grandes hematomas si el vaso es mayor. Todo esto es reversible en pocos días mediante frío y crema Thrombocid o Thrombocid  forte pero nos obliga a mirar nuestra agenda. Si tenemos una reunión social importante en los 4 próximos días es mejor posponer.

Ø  Por el líquido de relleno: como su propio nombre indica, llena una zona que antes no tenía nada y después de la sesión contendrá nuestra sustancia elegida. Luego, el palpar que hay un cambio en la zona de vacío a lleno es absolutamente normal. Inflamación debida a asentamiento. En personas muy sensibles podrían notar el relleno pero eso no es en absoluto usual y menos con este tipo de rellenos.

 

IDEAS CLARAS SOBRE HACER EL RELLENO O NO:

Si no tiene claro que quiere hacerse un tratamiento lo mejor es que se abstenga. Espere a tener deseos de hacerse el tratamiento y tenga muy claro dónde, y cuáles son los cambios que desea implementar. Fíjese en las asimetrías. Y sobre todo sea realista.

No hay ningún tratamiento que no comporte unos mínimos riesgos, que la paciente debe asumir dentro de un margen. Son muy poco frecuentes, pero la casuística de que pasen no es igual a 0. La mayoría de estos problemas son solucionables fácilmente mediante tratamiento.

Sea consciente de las cantidades de producto y del número de sesiones que se hace. No pretenda hacer más sesiones de las que le recomiendo. Y si le digo basta, es por que profesionalmente creo que el resultado no puede ser mejorado, a no ser, que se exija al procedimiento unas dimensiones que las podríamos  calificar de poco estéticas.

Es muy importante buscar la mejora estética para estar a gusto con una misma,  sin buscar la aquiescencia de los demás; es crucial. Un trabajo bien hecho no debe notarse, ya que supone que su cara, ha mejorado con el tratamiento y es como tendría que estar en condiciones normales; por lo tanto, no  debe esperar que los demás le noten nada como no sea que la encuentran mejor pero sin saber decir el por qué o donde.

 

ACCIONES CONTRAINDICADAS EN CUALQUIER RELLENO:

1.           Inmediatas a la sesión:

1.      No tomar cosas muy calientes: aumenta la inflamación que se produce después de inyectar el producto y por la inflamación que produce el líquido.

2.      Tocarse la zona de manera inapropiada ya que cabe la posibilidad de desplazar el relleno y mucho menos, rascarse, frotarse o exfoliarse.

3.      Mordiscos en la zona después de la sesión, por ejemplo, los labios por peligro de desplazar el relleno; o manipulación de la zona de implante que no esté acordada con el médico.

4.      Movilizar una arruga mediante gesticulación, después de terminada la sesión por el peligro de desplazar el relleno: se ha de intentar el máximo grado de amimia que se pueda conseguir, durante un periodo de 2 a 7 días según el producto que se ha puesto.

5.      Aplicar productos que puedan provocar infección en la zona de punción.

6.      No realizar masajes en cabina  posteriores para estabilizar la fijación del producto que se ha puesto: inducen el incremento de su volumen por estimulación de la cápsula o de la recaptación de agua caso de ácido hialurónico influyendo además en el acortamiento de su vida media.

7.      No sexo oral hasta los 15 días. Posible movilización del relleno e inflamación.

8.      Prohibida la exposición de la zona a fluidos corporales (sémen, orina…) hasta las 3 semanas después.

 

2.           Tardías a la sesión.

a.                Exponerse a fuentes de calor intenso, como radiación UVA, tomar el sol, saunas, etc.

b.               Morderse el labio: puede provocar por el efecto de tracción de los dientes un arrancamiento del producto de su lugar de asiento, provocando reabsorción rápida.

c.                Traumatismos en la zona de carácter voluntario o involuntario, ya sea en el transcurso de una reyerta con intercambio de golpes; como en el transcurso de unas relaciones sexuales orales  prolongadas durante un tiempo excesivo  que originen un roce traumático (en rellenos de ácido hialurónico se aumenta la reabsorción).

 

 

 

SESIONES SEGÚN VOLUMEN:

El número de sesiones estará en función del volumen a poner. Siempre son un mínimo de dos divididas en: aumento de volumen y perfilado. Cada sesión se paga independientemente de las anteriores y el precio estará en relación a la cantidad de volumen que se inyecta.  No es lo mismo poner una jeringa que poner tres, variando mucho los costes, ya que los productos empleados son caros.  De una a otra sesión, deben pasar entre 15 días y un mes, para dejar que el líquido asiente y haya desaparecido el volumen producido por la inflamación del pinchazo.  Es posible que los volúmenes se noten poco al principio, pero se ha de dejar un mes para ver cuánto volumen queda en esa primera sesión, ya  que hay persona  que responden de diferente manera sobre el mismo producto. Esto es así, cuando se propone una primera sesión con un producto permanente como puede ser Aquamid debido a la necesidad de crear relleno en una zona con arrugas que se ha quedado sin sostén por pérdida de grasa. Los precios dependen pues, del tipo de producto y de la cantidad de relleno por sesión; hay marcas de ácido hialurónico  más caras que otras marcas del mismo producto.

Si los volúmenes conseguidos en la sesión no están de acuerdo a las expectativas debe hacerse una nueva sesión.

Si usted desea una sesión, debe firmar esta hoja informativa o firmar que usted la ha leído por internet en la web, rellenar la historia clínica de facial y entregarla en recepción o al Dr. Miralles antes de entrar a consulta, firmada conforme usted ha leído, entendido y aceptado los puntos aquí explicados y los términos de la sesión y sus, aunque infrecuentes, efectos secundarios e indeseables.

Esta es una información que pretende que tenga un conocimiento lo suficientemente amplio como para decidirse a realizar la sesión. Recuerde que antes de la sesión debe rellenar la hoja de ingreso y firmar el consentimiento informado. Si no se lo han dado,  pídalo en recepción.

Tanto el resultado como la duración del producto están en relación con la idiosincrasia genética del paciente. Habrá pacientes que se les note más y el producto dure hasta los 10 meses – 1 año, y a otros puede desaparecer en buena proporción hasta la mitad en un año. El periodo de la vida en que se encuentre la paciente también puede influir en ese tiempo, o la medicación que este tomando. En estos casos, la paciente tendrá que aumentar el número de sesiones o el volumen de producto por sesión que necesita para conseguir un resultado óptimo.

El doctor Miralles no se hace responsable de la duración del producto, ya que esa premisa viene dada por la marca del producto y sus características. La  responsabilidad del médico se concreta en si está puesto correctamente, exclusivamente. Como hemos avanzado en el punto anterior; si el producto dura menos de lo previsto la paciente deberá hacerse cargo de pagar una nueva sesión en el periodo que ella juzgue necesario  para reponer el relleno dado que el resultado le ha disminuido.

 

Contacto

Dr. Federico Miralles Fernández

fmf27021@me.com

Barcelona. España.

Buscar en el sitio

© 2011 Todos los derechos reservados.

Creado con Webnode