Por qué el tiempo es relativo pero no tu belleza.

INFORMACIÓN SOBRE CONSENTIMIENTO INFORMADO MAMOPLASTIA DE AUMENTO SEGÚN SECPRE

01.05.2012 18:08

INFORMACIÓN DE  MAMOPLASTIA DE AUMENTO.

La mamoplastia de aumento es una operación quirúrgica destinada a aumentar el tamaño de las mamás, por una serie de motivos:

  • Para mejorar el contorno corporal de la mujer, la cual por razones personales considera demasiado pequeño el tamaño de su pecho.
  • Para conseguir una pérdida en el volumen mamario después de un embarazo.
  • Para equilibrar el tamaño de la mama cuando existe una diferencia significativa entre ellas.
  • Como técnica reconstructiva en determinadas situaciones.

La forma y el tamaño de las mamás a la que la cirugía puede influir tanto en el tratamiento recomendado como en el resultado final. Si las mamás no tienen el mismo tamaño o forma antes de la cirugía es poco probable que sean completamente simétricas después.

Existen varios tipos de implantes: rellenos de gel de silicona, rellenos de suero fisiológico, de superficie lisa, textura da, de forma redondeada o anatómica, etc.; deberá discutir con su cirujano plástico el más adecuado para cada caso individual.

El aumento de la mama se consigue implantando una prótesis ya sea detrás del tejido mamario o debajo de los músculos pectorales. Las incisiones se realizan de forma que las cicatrices resulten lo más invisibles que sea posible, habitualmente alrededor de la parte inferior de la aureola, o por debajo de la mama, o en la axila. El método de implantación y la posición de la prótesis dependerán de sus preferencias, su anatomía y la recomendación de su cirujano.

 

Tratamiento alternativo:

La mamoplastia de aumento es una operación quirúrgica electiva. La alternativa podría consistir en no llevar a cabo la intervención, el uso de una prótesis mamaria externa o relleno, o la transferencia de otros tejidos corporales para aumentar el tamaño mamario.

 

Riesgos de la cirugía de aumento mamario:

Cualquier procedimiento quirúrgico entrañó cierto grado de riesgo y es importante que usted comprenda los riesgos asociados a la mamoplastia de aumento.

La decisión individual de someterse a una intervención quirúrgica se basa en la comparación del riesgo con el beneficio potencial. Aunque la mayoría de las mujeres no experimentan las siguientes complicaciones, usted debería discutir cada una de ellas con su cirujano plástico para asegurarse de que comprende los riesgos, complicaciones potenciales y consecuencias del aumento mamario.

Hemorragia: es posible, aunque infrecuente, experimentar un episodio de sangrado durante o después de la cirugía. Si ocurre una hemorragia postoperatoria, puede requerir tratamiento de emergencia para drenar la sangre acumulada, o transfusión de sangre. No debe de tomar aspirinas o medicación antinflamatoria desde 10 días antes de la cirugía, esto puede aumentar el riesgo de hemorragia, hasta los 10 días después.

Contractura capsular: el tejido cicatricial que se forma internamente alrededor del implante puede contraerse y hacer que la prótesis se haga redonda, firme y posiblemente dolorosa. La dureza excesiva de las mamás puede ocurrir al poco tiempo de la cirugía o al cabo de años.

Puede esperarse que la incidencia de la contractura capsular sintomática aumente con el tiempo. La contractura capsular puede ocurrir en un lado, en los dos o en ninguno. El tratamiento para la contractura capsular puede requerir cirugía, cambio de implante o retirado del mismo.

Cambios en la sensibilidad del pezón y la piel: las mamás pueden ser dolorosas después de la cirugía. No es raro que haya algún cambio en la sensibilidad del pezón inmediatamente después de la cirugía. Al cabo de varios meses la mayoría de los pacientes tienen una sensibilidad normal.

Cicatriz cutánea: la cicatriz excesiva es infrecuente. En casos raros, pueden darse cicatrices anormales (hipertróficas o anormalmente anchas). Las cicatrices pueden ser inestéticas o de diferente color de la piel circundante. Puede necesitarse cirugía adicional para tratar cicatrices anormales tras la cirugía.

Implantes: los implantes mamarios al igual que otros dispositivos médicos, pueden fallar. Pueden romperse o tener escapes. Cuando una prótesis de suero se vacía, el relleno de agua salada se absorbe por el organismo. La rotura puede ocurrir como resultado de una herida, durante una mamografía, o sin causa aparente. Las prótesis no tienen una vida ilimitada y eventualmente requerirían cirugía de recambio.

Extrusión del implante: la falta de adecuada de cobertura tisular o de una infección puede dar como resultado la exposición y extrusión del implante. Se han visto casos de rotura de la piel con el uso de una medicación estéril idea u otras como radioterapia del tejido mamario. Si ocurre rotura del tejido y la prótesis se expone, es necesaria su retirada.

Mamografía: si usted tiene alrededor de 35 años de edad, es recomendable realizar una mamografía preoperatoria. Los implantes mamarios pueden hacer la mamografía más difícil de realizar y pueden dificultar la detección de un cáncer de mama. Puede ocurrir rotura del implante a causa de la compresión de la mama durante la mamografía. Usted debe informar al radiólogo de la presencia de la prótesis, para que pueda realizar los estudios radiológicos con la técnica adecuada. La ecografía, mamografía especializada y la resonancia magnética pueden ser apropiados para evaluar nódulos mamarios y el estado de los implantes.

Arrugas y pliegues en la piel: pueden existir pliegues en el implante visibles y palpables. Es normal y de esperar que haya algún arruga. Esto puede ser más pronunciada en pacientes con implantes de suero o tejido mamario muy fino o delgado.

Embarazo o lactancia: no existe evidencia suficiente en cuanto a la absoluta seguridad de los implantes mamarios respecto a la fertilidad, embarazo o lactancia. Aunque no hay evidencia convincente de ningún peligro especial de los implantes para la mujer embarazada o su hijo. Continúan los estudios para buscar posibles problemas.

Calcificación: pueden formarse depósitos de calcio en el tejido que rodea la prótesis, lo que puede causar dolor, aumento de la consistencia, y pueden ser visibles en la mamografía. Si esto ocurre, puede ser necesaria cirugía adicional para corregir el problema.

Actividades y preocupaciones poco frecuentes: las actividades y ocupaciones que implican un riesgo de traumatismo mamario, potencialmente podrían romper o dañar los implantes mamarios.

Reacciones alérgicas: en casos raros, se han escrito alergias locales al esparadrapo, material de sutura y preparados tópicos. Pueden ocurrir reacciones sistémicas, que son más graves, frente a medicaciones usadas durante la cirugía o después. Las reacciones alérgicas pueden requerir tratamiento adicional, incluso de urgencias.

Enfermedad de la mama: la literatura médica actual no demuestra un incremento en el riesgo de enfermedad mamaria de cáncer de mama en mujeres portadoras de prótesis mamaria por motivo estético o reconstructivo.

La enfermedad mamaria puede aparecer independientemente de la presencia de prótesis. Es recomendable que todas las mujeres se practiquen autoexamen periódicamente, se sometan a mamografía de acuerdo con las pautas habituales y consulte a su médico si descubren un bulto en la mama.

Anestesia: tanto la anestesia local como la general implican un riesgo. Existe la posibilidad de complicaciones lesiones e incluso muerte, por cualquier tipo de anestesia o sedación quirúrgica.

 

Necesidad de cirugía adicional:

Si ocurren complicaciones, puede ser necesaria la cirugía adicional u otros tratamientos. Aunque los riesgos y complicaciones son raros, los riesgos citados están particularmente asociados con la mamoplastia de aumento. Pueden ocurrir otros riesgos y complicaciones, pero son todavía más infrecuentes. La práctica de la medicina y la cirugía no es una ciencia exacta, y aunque se esperan buenos resultados, no hay garantía explícita o implícita sobre los resultados que pueden obtenerse.

Responsabilidades económicas:

El coste de la cirugía resulta de diversos cargos por servicios prestados. El total incluye los horarios del cirujano, el coste de los implantes y material quirúrgico, anestesia, pruebas de laboratorio, y posibles cargos del hospital, dependiendo de donde se realice la cirugía. Si el coste de la cirugía está cubierto por un seguro, usted puede ser responsable de pagos adicionales, deducciones y cargos no cubiertos. Puede haber costes adicionales si se dan complicaciones derivadas de la cirugía. Los cargos por cirugía secundaria o cirugía hospitalaria de día relacionadas con revisión quirúrgica podrían también correr a su cargo.

Contacto

Dr. Federico Miralles Fernández

fmf27021@me.com

Barcelona. España.

Buscar en el sitio

© 2011 Todos los derechos reservados.

Creado con Webnode